El sendero de la soledad. Por Dorotea Fulde

el sendero de la soledad

EL SENDERO DE LA SOLEDAD Nadie sabe quién puso las sillas que nadie usa. Solo las mariposas -atraídas por el olor de las hierbas que crecen alrededor- se balancean por los apoyabrazos, se resbalan y vuelven a posarse en sus bordes. El sol recalienta el plástico que se distiende con…

leer más

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Maldita Distopía. Por Jordi Rosiñol

Maldita distopía

Maldita distopía El tintinear de la campanilla elevó mi mirada por encima de las gafas a medio escurrir por el tobogán de mi prominente trompa, nariz en rampa, con un desnivel que va siempre un paso por delante de mi personalidad. El cansancio de los años, y de la presbicia…

leer más

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Conversaciones privadas con «la Niña»

Gata

Conversaciones privadas con «la Niña»   Parda, de pelaje pardo, me la suele liar parda desde el mismo momento en que asomó el hocico por la puerta. Desconsolada gimoteaba sin perder detalle de todo lo que ocurría a su alrededor a través del verde penetrante e inteligente de sus ojos….

leer más

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

“Mientras dure la guerra” Por Jordi Rosiñol

mientras dure la guerra

Mientras dure la guerra   Si alguna cualidad define y encaja a la perfección en la película “Mientras dure la guerra”, del director Alejandro Amenábar, es sin duda, la honestidad. Reticente a ingresar en la penumbra, receloso por pisar de nuevo la moqueta carmesí de la minúscula sala, hastiado a…

leer más

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Parir. Por Jordi Rosiñol Lorenzo

Parir. Por Jordi Rosiñol Lorenzo

Parir    La sencillez, y la mullida comodidad de la placenta me abrazaba antes de tener conciencia del viaje sin retorno. No era más que un cigoto con ínfulas de embrión que ronroneaba al compás del tarareo de mamá yendo de aquí para allá.    Una mañana, mamá no entonó…

leer más

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sangre. Por Jordi Rosiñol Lorenzo

Sangre.   En la caída, cuando emerge o borbotea, se aprecia la majestuosa y oscura densidad que tanto juego puede dar. Una simple gota abre infinidad de enfoques emocionantes a tan solo unos pocos privilegiados que, somos capaces de ver más allá en el liquido vital, la puerta abierta a…

leer más

  •  
  •  
  •  
  •  
  •