Como buena enamorada, lo amé. Poema para mujeres valientes. Por Yolanda Saénz de Tejada

Yolanda Saénz de Tejada-2020

El impuesto laboral que algunas mujeres pagan,

debería ser erradicado por sus hombres.

Esta es la historia de una de tantas mujeres que la comparten conmigo.

Después, siempre las abrazo…

 

 

Como buena

enamorada,

lo amé.

Me desnudé

caliente

cada noche y

lo crie

con mis pechos y

con mis guisos.

 

Le entregué

todas las flores

que me nacían

de la boca y

me depilé

el sexo,

como si fuera

una amante

en celo.

 

Durante años,

incendié

sus sueños,

detonando

con mis uñas

las piedras

del camino y,

con toda la dulzura

de mi carne,

hice de madre

para nuestros

cachorros.

 

De vez en cuando,

entre pañales,

cortinas y

ladrillos,

yo conseguía

levantar

un poco

el vuelo y

bordar

un camino

propio

(sin más alas

que las del

trapo del polvo).

 

 

Hoy,

con el futuro

profesional

reventándome

la puerta,

necesito que él

haga lo mismo

conmigo.

 

Pero me temo que,

de la misma forma

que no se va a depilar

el «seso»,

tampoco

va a saber

detonarme

el cuerpo.
Yolanda Sáenz de Tejada

 

Tacones de Azucar - Yolanda Saénz de TejadaYolanda Sáenz de Tejada

Tacones de Azúcar

Blog de la autora

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *