La aventura del 2014. Agente activo. Por Luisa Núñez

Al inicio del año 2013 os hablaba del optimismo necesario para afrontar los siguientes 365 días, porque una actitud positiva es determinante en muchos casos para decantar de un lado u otro el reto al que nos enfrentamos a diario. Creo que, a pesar de las dificultades, podemos decir que dejamos atrás un año enriquecedor, en lo personal y en el conjunto de los que formamos esta comunidad, que sigue forjando lazos de amistad entrañables desde los lugares más diversos y lejanos en torno a la palabra y hermosas creaciones.

 Desde que iniciamos nuestra andadura hemos ido sembrando en nuestras páginas el mensaje de que la creación literaria no pertenece a ningún formato. Que leer y escribir, por fortuna, es algo que ya dominan millones de personas y que, de esos millones, quizá miles y miles crean contenidos de calidad que no tienen cabida en el formato libro ni en el embudo editorial. Que lo que escribimos o creamos tiene como función principal comunicarnos con los demás, llegar a otros seres y remover en ellos la emoción o la reflexión, el deleite de compartir experiencias y recrearlas de forma íntima. En definitiva, que el mundo cambia y hay muchas más cosas que deben cambiar al mismo ritmo. Y que sólo hay una forma de hacerlo y es comprometiéndose personalmente en el empeño si este nos convence. En el ámbito literario, que es donde nos movemos, o en cualquier otro aspecto de la vida.Esperar no es una actitud del siglo que vivimos: ahora hay que generar, ser agente activo y contribuir a lo que aspiramos con perseverancia y honestidad.

Este año, a punto de comenzar el 2014, es posible que no sea suficiente la actitud, por supuesto siempre positiva: intuyo que se nos plantean retos mayores. Y quizá haya llegado el momento de alzar la voz para empezar a decir, si cabe con más rotundidad, las cosas que no nos gustan, por qué no nos gustan, y enfrentar con valentía y sencillez lo que el año nos depare.

Os invito a una nueva  aventura  conjunta que no es fácil. Una aventura de libertad de expresión y libertad de lectura sin que nadie tenga que decirnos lo que nos tiene que gustar o no. Y deseo que podamos celebrarlo en la décima entrega de premios de este año que comienza. Lo que está claro es que, sea lo que fuere o lo que ocurra, depende de todos y cada uno de nosotros. Aquí todos somos una  parte importante.

Un fuerte y cálido abrazo con los mejores deseos para vuestros proyectos individuales.

 

Luisa Núñez, Directora de Canal LiteraturaLuisa Núñez

CEO del Portal Canal Literatura.
Especialista Universitario en Sistemas Interactivos de Comunicación.

 

 

Feliz2014-500

 

 

La aventura del 2014. Agente activo. Por Luisa Núñez, 8.2 out of 10 based on 6 ratings

8 comentarios:

  1. Me has convencido, me gusta eso de «Esperar no es una actitud del siglo que vivimos: ahora hay que generar, ser agente activo y contribuir a lo que aspiramos con perseverancia y honestidad».

    Que el 2014 sea el año en que generemos nuestros sueños. ¡Feliz Año Nuevo!

  2. Ángel Silvelo Gabriel

    Luisa siempre eres como un faro que nos ilumina en la oscura senda de la creación. Sólo puedo decir que ojalá así sea. Feliz 2014 para ti y para toda la comunidad literaria del Canal. Un abrazo

  3. Comparto tus deseos y esos ideales para este nuevo 2014. Es un placer estar con vosotros. Un beso

  4. Estoy de acuerdo contigo, Luisa, es momento de pasar a la acción.

  5. Manuel de Mágina

    Agente activo, esa es la clave. Igual a compromiso. Si una mayoría de nosotros nos comprometemos de verdad, nada supondrá un obstáculo. Ningún sueño (colectivo) será inalcanzable.
    Que tengas un magnífico 2014.

    Un abrazo.

  6. Según la numerología, el número cuatro aporta una energía cercana al sentido del orden y de los valores. Es el número de lo práctico y de la lealtad. También es símbolo de la creación, de la lucha contra los límites, de la mentalidad científica y la atención al detalle.Capaz de alcanzar logros importantes.
    Dicen que este año al que acabamos de arribar es el año del “trabajo diario”, del esfuerzo y del sacrificio. Tiempo para organizar pensamientos y acciones y para construir los cimientos de futuros proyectos basados en el trabajo laborioso.
    En las relaciones personales será muy parecido a lo vaticinado respecto al trabajo diario: habrá que currárselas. Si queremos seguir caminando con la buena gente, la que trae bonanza a nuestra existencia o en palabras de Yolanda Sáenz: «… el oro que constantemente llega a mi vida: todas esas personas que me enriquecen, me quieren y me hacen brillar…», también y como dice Luisa, deberemos ser agentes activos, prestando especial cuidado en mimarlos y no dejarlos escapar a la espera de que nos llegue su cariño…

    Feliz Año para todos.

  7. Vuestros comentarios son siempre una brisa de aliento para estas páginas que hacemos entre todos. Cada uno con sus creaciones, porque todos, técnica y literariamente aportamos novedades y cambios formando un equipo formidable.
    Hemos recorrido un largo camino juntos y hemos conseguido muchas cosas, pero los proyectos que se vislumbran son de calado y requerirán mucho más de todos nosotros. Innovar nunca ha sido algo fácil.
    Carmen, Ángel, María José,José,Manuel y Mar gracias por vuestras palabras y aportaciones, os deseo también un año lleno de ventura en todos los ámbitos.

    Abrazos

  8. Elena Marqués

    Creo que ese tema del compromiso y la acción ya ha salido por aquí en más de una ocasión. Esperar y desear está bien, son verbos positivos; pero todos tenemos cualidades para hacer, construir y desarrollar nuevos (y viejos y quién sabe si aparcados por motivos y excusas que se nos olvidan) proyectos.
    Aprovechemos el tirón de este nuevo año para volcarnos en ellos y trabajar juntos.
    Miles de besos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *