Add Me!Cerrar menu de navegación

Página destinada al 9 Certamen de Narrativa Breve 2012, relatos, ganadores, entrevistas, noticias, finalistas, crónicas, literatura,premios.

Add Me!Abrir menú de categorías

24- La vieja bodega. Por El asesino de Morfeo

El día era luminoso, maldita sea; el sol había salido detrás del castillo, como siempre, la gente trajinaba camino a la plaza, como siempre, la carnicería de enfrente había abierto sus puertas y olía a primavera. Juan miraba a través de la ventana, tras los cristales sucios y no entendía por qué todo seguía como si nada hubiera ocurrido.

El hombre esbozó una media sonrisa mientras se calaba aún más el viejo gorro que tapaba un pelo rubio y reseco. Era alto y enjuto, levemente encorvado y, en otros tiempos, debía haber sido atractivo. Pero eso era algo que a Juan le importaba muy poco.

La luz de la ventana recortó su figura mientras él recorría la estancia con una mirada fría, gris, minuciosa: no convenía dejar ningún cabo suelto, ninguna pista que delatara a la enemiga lo que allí había pasado ni dónde podría encontrarle. Cerró las contraventanas, recorrió el resto de la vieja casona y bajó las escaleras que le llevaban al refugio que, durante mucho tiempo, había preparado.

La casa de Juan era grande, de piedra: como casi todas las casas antiguas de la zona escondía en sus entrañas una vieja bodega; en el piso superior estaba la vivienda familiar y, en la planta baja, la panadería que había permitido que su hermana y él fueran a estudiar a la universidad, lejos del pueblo. Ella había terminado la carrera, se casó y se quedó a vivir, con su marido y su trabajo de bibliotecaria, en el piso que sus padres le regalaron en Madrid. Era un buen piso y a sus padres les costó muchas barras de pan horneadas con sudor y cansancio. Años y años de olor a pan y a sudor costó el maravilloso piso.

Juan no terminó sus estudios. La cabeza le daba demasiadas vueltas buscando el sentido a la vida y respuestas a dilemas que nadie ha resuelto. Leyó a los grandes filósofos, buceó y buceó en libros que nada tenían que ver con las asignaturas que impartían en las aulas…. hasta que algo estalló en su cerebro. Entonces empezó la peregrinación de psicólogos a psiquiatras, de psiquiatras a psicólogos y su clara mirada se perdió detrás de las gafas oscuras que, desde entonces, ocultan sus ojos y un feroz escepticismo.

Juan abandonó su estéril búsqueda para encontrar el amparo de sus padres y de la panadería, allí todo era más fácil y sencillo: el pan no pretendía ser otra cosa que un buen pan con el que acompañar la comida de la gente cuando se  sentaba a la mesa. Juan horneaba, se dejaba querer por sus padres y leía. Durante un tiempo la vida se apaciguó, pero pronto el mal de la enfermedad vino a instalarse en la vieja panadería, como un huésped hosco y desabrido, para alimentarse de los padres y engullir su vida.

Primero fue al padre; el maldito huésped lo debilitó hasta dejarle atado a una silla de ruedas y al dolor. Su mujer y Juan le cuidaban mientras esperaban que la hija viniera desde Madrid a acompañarles y a dar algo de cariño al pobre viejo que preguntaba por ella. A veces llegaba al pueblo con su novio (un cura renegado que jugaba a cineasta y a meterle mano a la chica del panadero) eran visitas breves y terminaban cuando conseguían que los padres les “prestaran” algo de dinero. Juan comenzó a odiarles.

Cuando por fin la muerte se llevó a su padre, la hermana reclamó la herencia nada más llegar del cementerio, quería  financiar un corto que, el que era ya su marido, pensaba realizar. Su madre lloró y le dio el dinero que pedía. Por entonces la anciana dejó que la enfermedad empezara a comérsela.

Juan decidió que aquella mala mujer no era su hermana, solo le unía a ella unos cuantos genes no identificados; canalizó su energía en cuidar a su madre mientras alimentaba una inquina febril contra sus  enemigos: la ingrata, como le gustaba llamarla y el pretencioso pedante de su marido.

Le costaba recordar cuándo había tenido algo de complicidad con su hermana, buscaba en su memoria y siempre aparecía como la niña malcriada y celosa que había amargado su infancia. Juan había crecido escuchando maravillas de ella mientras tenia que soportar sus pequeñas mezquindades y sus mentiras; más de una vez  cargó con las culpas de lo que hacía doña perfecta sin que ella moviera un dedo por esclarecer su autoría. Soportando su cínica sonrisa, Juan se enfrentó por primera vez a las pequeñas injusticias que conforman nuestra infancia y, en ocasiones, nuestro carácter.

Es difícil asegurar nada, quizás fue por entonces cuando Juan decidió convertirse en un Quijote desfacedor de entuertos o quizás no, pero lo cierto es que, cuando lo conocí, su figura tiernamente estrafalaria y su búsqueda enajenada de justicia, me hizo pensar en el caballero megalómano y perdedor creado por Cervantes.

En los últimos tiempos, se había cansado de luchar contra los molinos de viento y había centrado sus esfuerzos en cuidar de su madre enferma y en despreciar a la miserable de su hermana. No podía perdonarle el desapego que mostraba hacia su madre, la indiferencia ante su dolor y la falta de interés ante todo lo que no fuera dinero. Día a día fue rumiando su venganza y, cuando vio que la anciana ya ni siquiera preguntaba por ella se preparo para humillar a la bibliotecaria.

Recordó la vieja bodega de su casa; la entrada había sido tapiada porqué a su hermana le daba miedo y convenció a sus padres con mimos y llantinas. Nadie había vuelto a hablar de ella en la familia una vez condenado su acceso. En secreto Juan volvió a abrirla, luchó contra las telas de araña y la suciedad que se había acumulado durante años, bajó todo lo necesario para subsistir: agua, víveres, libros, dos pequeños camastros, una mesa y un par de mantas para protegerse del frío y la humedad. Comprobó que la vieja instalación eléctrica aún funcionaba, instaló ruedas en una estantería para ocultar la entrada a su guarida y pacientemente esperó su momento.

El día era luminoso, maldita sea. Había dejado un lacónico mensaje, en el contestador telefónico de su hermana, comunicando que su madre había muerto. Con cuidado bajó en brazos a la difunta y la depositó en el camastro de la oscura bodega, se sentó cogiendo la mano yerta de la mujer y secó a manotazos las lágrimas que le caían por las mejillas y la barba sin afeitar…..afuera el día era luminoso.

Agarrado a la mano de su madre imaginó la llegada al pueblo de su hermana, el desconcierto del matrimonio al preguntar, de casa en casa, por el paradero de los ausentes. Habrían ido al tanatorio y al medico que expidió el certificado de defunción. Se imaginó a su hermana dando explicaciones que paliaran el escándalo que sacudiría el pueblo, la vergüenza de la ingrata ante las miradas de hipócrita conmiseración de los vecinos y paladeó el hecho de que cada uno de ellos conocía la verdadera historia del desamor de la mujer.

Tres días, tres, veló a su madre a solas. Le habló de su niñez, le dio las gracias por su amor, por las comidas que le preparaba con cariño, por su paciencia cuando se le nublaba la razón. Pasó el tiempo leyéndole libros que sabía que a su madre le gustaban y le explicó que la niña que había parido se había convertido en alguien que no se merecía despedirse de ella ni manchar con su presencia el último aire que la envolvía.

Tres días, tres, esperó a que su hermana se marchara. Pegado a la trasera de la estantería escuchó el ruido de la puerta al cerrarse con un portazo, luego el rugir de coche de la pareja arrancando y huyendo de una situación cada vez más esperpéntica. Juan esperó tres días, como los antiguos, a que el espíritu de la madre abandonara su cuerpo en la cripta del hogar que la había cobijado. Solo entonces se entregó a la burocracia que rodea a la muerte, serenamente y con una leve sonrisa en el alma.

576 Comentarios a “24- La vieja bodega. Por El asesino de Morfeo”

  1. Edgar Alan Bécquer dice:

    Tomo buena nota de tu encargo. Intentaré no defraudarte.

    Un abrazo

  2. Don Juan Tenorio dice:

    ¡Ah! ¡Ya has vuelto, buen bellaco!
    Estaba yo preparando para el lector un cartel…

    Olvido y olvidaré. Aquí no ha pasado nada… Y aunque hoy estaré ocupado has de saber que a tu lado este don Juan quedará.
    Por cierto: pues vuelvo a la conquista, espero que me presentes a una nueva novicia… (Como Tenorio yace en sevillana sepultura, morderá acaso el anzuelo esta tardía aventura).
    De Sevilla dice ser esta linda flor que crecía en tu jardín… Me podría distraer, ahora que ya mudó de capullo en alhelí.
    Un saludo, tabernero. Que tengas mucho trabajo y llenes buena bolsa.

  3. Asesino de Morfeo dice:

    Para sacha.

    Tu sabes muy bien que nunca te engañé. Por fuera parezco una dulce (a veces) abuelita, pero por dentro puedo llevar al fauno viejo y vigoroso; lo de macho se me da peor, pero es cuestión de intentarlo, vamos a ver…
    ¡Coño, ¿que hay que limpiar otra vez la bodega? … No me jodas,si está límpia!

  4. Asesino de Morfeo dice:

    Para Edgar.

    ¿Me permites llamarte por tu nombre de pila? Bien pensado, lo del orujo. Cuando volvamos de la fiesta de Dies Irae, podremos hacer una gloriosa Queimada y, dada tu facilidad de palabra, te encomiendo el brindis final. Piensalo despacito y con mimo. Ha de ser un brindis sin arrobas, que nos lleve en el tren de antaño por las verdes colinas de Galicia y del mundo entero. Los cerros de mi tierra son tan ásperos que nunca alcanzarán la imagen de colina, pero haremos lo que podamos, incluso recurrir al cesped artificial para no desentonar. Quedas encargado. Un abrazo

  5. Asesino de Morfeo dice:

    Para Don Juan.

    Lo siento, mi señor, pero esta vez no voy a patear los versos para comunicarme con mi espíritu favorito. Hace tiempo que a la novicia que habitaba en mi la enamoraste, dejaste herido su tierno corazón y un tachón en mi nombre de tu larga lista de conquistas. Sufrí un poquito de tiempo por tu abandono, alguna lagrimilla vertí por mi alma enamorada y la inocencia perdida, pero enseguida olvidé tu agravio, porque a la gente…¡Voto a Brios! hay que aceptarla como es y vuestra merced es así. Olvidadizo, inconstante y encantador.
    Vuestro honor está a salvo, yo también caí en tus redes, doy permiso para que presumáis de ello. Cuando merecía la pena conquistarme, me desmayé en vuestros brazos…pero ahora, buen Don Juan, soy gallina vieja y, si me desmayo, os arrastro al suelo, creedme.
    ¿Lo veis? Ya os lo decía. Sacudámonos el polvo, corrámos un tupido velo sobre ésta escena y recobremos nuestra vieja amistad como si nada hubiera pasado.
    Dejadme ser de nuevo el Asesino, hasta que el certamen se acabe. Ángela se parece más a vuestro amigo bodeguero que a una enamoradiza mozuela. Bueno, enjuta, lo que se dice enjuta, nunca he sido porque, aún cuando era joven y esbelta, no andaba mal de curvas.
    Dejadme volver a ser vuestro Asesino, por Dios, que si no veo que sacha me pone a limpiar la bodega.

  6. Edgar Alan Bécquer dice:

    Mon Dieu!!!
    Lo que me estoy perdiendo querido/a Asesino/a (he leído hace poco de buena fuente que el signo @, es decir arroba, no se debe utilizar para expresar ambos sexos a la vez porque es incorrecto). Por una vez y sin que sirva de precedente, me he permitido hacer de nuestro querido y admirado Lovecraft. Lo más importante es que esta información sea de utilidad pública y general.
    El “saber”, además de no ocupar lugar, debe y tiene que llegar al mayor número posible -si es a todos mejor que mejor- de ciudadanos de este mundo si queremos que éste sea realmente más justo, solidario y sobre todo mucho más sabio. La educación y la cultura tienen que ser universales y asequibles para todos sin excepción, y no sólo para los que pueden pagarlas. Son un derecho y no un privilegio.

    Siento no haberme pasado antes por aquí, mes chers collègues, y aunque suene a excusa recurrente, la culpa la ha tenido la semanita trabajosa que el destino me había reservado y a la que por fín sólo le queda un último suspiro.
    ¡Vaya ambientazo que se respira en la vieja bodega, y no es para menos!
    Ambiente de “domenica festiva” (come dicono i nostri cucini fratelli gli italiani). Bella lingua l´italiano!
    Y como me lo estaba oliendo, aquí os traigo un auténtico orujo casero sin aditivos, colorantes o conservantes que desvirtúen su verdadera esencia. Me fuí a dar una vuelta en el viejo tren de madera y éste me llevó hasta “el apeadero de las ánimas”, a la tierra del orujo destilado bajo la supervisión de las “meigas” del lugar. Así que llenemos nuestros vasos y de un trago -como tiene que ser- brindemos tanto por los finalistas como por los no finalistas del certamen. Porque al final lo que cuenta es que nos hayamos encontrado en esta encrucijada virtual y aunque unos tomen un camino y otros el opuesto, el recuerdo quedará siempre en la memoria…
    Y para los que todavían compartan camino durante un buen trecho, que éste sea tan enriquecedor para todos como lo ha sido hasta ahora.

    Me tranquiliza el hecho de saber que podemos continuar en contacto a través de esta página por lo menos hasta que tengamos la posibilidad de hacerlo a través de las redes sociales.
    No quiero despedirme sin antes dejar en esta cálida y acogedora bodega un fuerte abrazo para todos/as los que aquí compartís vuestros sabios comentarios, y especialmente para tí, mi querido/a Asesino/a, nuestro/a gran anfitrión/a.
    Espero volver pronto por aquí, y si os ha gustado el orujo, os prometo unas cuantas botellas más para la próxima ocasión. Muy gustoso volveré a coger el viejo tren de madera.

    À bientôt chers amis

  7. sacha dice:

    Vaya, ¿De modo que el compañero de farras, el fauno viejo, vigoroso y macho era una mujer? Bueno, no debo quejarme, más grave hubiera sido lo contrario. Sin embargo, debí haberme fijado en que la bodega estaba inusitadamente limpia, en que a cada visita mudabais los manteles, en los posa vasos… En fin, si engañasteis a Don Juan ¿No habríais de hacerlo conmigo, tan inexperto en estas lides?

  8. Don Juan Tenorio dice:

    Cuando salí del convento, la noche ya bien entrada,
    me pasé por este cuento y hallé sólo desbandada:
    hallé bodega vacía y en la puerta un buen aviso:
    “¡Todos alerta, es preciso!”
    ¡Pues vaya con el aviso que deja la boca muerta!

    ¡Ah, buen Morfeo! (pues así aún yo te veo)
    ¡Yo que te imaginaba un Quijote de tebeo!
    Alto, enjuto, luenga barba,
    lengua a veces desdentada…
    Previsto en mi testamento, me has dejado en la estacada.
    Cascarrabias, inocente,
    quizá un poco almidonado
    en tu meseta encerrado,
    algo loco y muy valiente,
    así yo te he imaginado.

    Te trocaste en Dulcinea.
    No diré: “¡Maldita sea!”

    Te me has hecho doña Inés.
    ¡Todo mi mundo al revés!

    Volveré, mi buen Morfeo. Mi espada a tus pies está; y más en este momento, contra robots de este tiempo que no nos dejan soñar.

  9. Asesino de Morfeo dice:

    Para Sacha.

    ¡Que hermoso brindis, por Dios! Voy a sacarle punta al lapiz para hacer el boceto de mi próxima personalidad…me encanta lo de fauno viejo, vigoroso y macho; espero no defraudar al autor cuando lo consiga. A ver si nos vemos en Murcia y puedo darte un abrazo.

  10. Asesino de Morfeo dice:

    ¡A ver, chicos, Tengo un aviso urgente que daros!

    Luego hablamos de lo que queráis, pero esto es importante.

    Me acaban de llamar los responsables del Certamen para pedirme que les ayude a advertiros sobre los peligros que acarrea el hecho de desvelar la identidad real de los concursantes. Al parecer andan piratas sueltos a la caza de supuestos talentos, y la experiencia de otros años les hace temer que se produzcan los mismos problemas. Y este año somos demasiados para poder controlar la situación.
    Nos dicen que podemos contactar entre nosotros a través de las redes sociales y allí hacer lo que nos parezca bién, pero que es preferible dejar al margen al Canal Literatura.
    De todas formas me aseguran que podemos seguir usando, como hasta ahora, al certamen para seguir en contacto, incluso hasta despues de la entrega de premios. Así que nada de despedidas precipitadas ni de datos que puedan olisquear los malditos cazadotes.

    Entono el mea culpa, pues ayer, antes de que saliera mi “nombramiento” como comentarista abusivo, y sabiendo que ya lo era, por un correo de la Administración, hice un comentario aquí, quitandome la careta, porque quería desnudarme en la vieja bodega (en sentido metafórico, que no tengo nada contra la humanidad)antes con mis amigos. A los pobres robots casi les da un yuyu antes de secuestrarlo.

    Bueno, pues ya sabeis, paciencia con el striptease, que ya llegará la hora.

  11. Don Juan Tenorio dice:

    ¡¡Buen Morfeo!! ¿eres tú
    el que saca de mis ojos
    una lágrima esta vez?
    ¡Y es Morfeo una mujer!
    Jamás creyóse Tenorio
    ser por doncella engañado;
    pero me has emocionado
    y hechizado bien, ¡pardiez!.
    Una a una las sorpresas
    caen cual gotas de miel
    en día de enamorados
    que hoy no es mal día, tal vez.

    Perdona si copio y pego, estupefacto de orgullo.
    ¡Ah, cuán malditos menesteres ya me llaman! He de dejarte aquí, que oigo campanas de trabajo… y hasta la noche me retendrán en el convento.¡Pero brindo yo por ti!
    Un saludo enamorado, aunque no soy Valentín.

  12. Don Juan Tenorio dice:

    Aquí vuelvo… y aquí sigo. He pensado un poco y pienso:

    ¡Cielos! ¡Qué de gente
    pasa hoy por el Canal!
    Empujones de lectores
    curiosos por ver qué escritores
    han llegado a la final.

    Treinta días, todo un mes,
    para quince finalistas
    tocan a dos días por barba
    (si es que hay barbas en la lista)

    ¡Treinta días! ¡Otro mes!
    para los no finalistas…
    ¡Tabernero! ¡Pon más vino,
    que regreso a la conquista!

  13. Don Juan Tenorio dice:

    ¿Has leido la noticia,
    has visto ya a Lovecraft?
    Halconero es de pericia
    y ganador muy galán.
    Eso es ser un caballero:
    en su primera entrevista
    tu bodega recordar;
    que otro, cual vil mochuelo,
    lo dejaría pasar.

    Tus robots, mi fiel Morfeo,
    vivirán otro apogeo
    como cualquier buen mortal.
    Merecido, cierto es ello,
    habrá hoy gran atropello
    por besar el pedestal.

  14. leforeverdelamari dice:

    Se puedeeee?

    Ande tá la cuchipandi?

    Bueno, pués nada, hablo pa mi mismamente, como hacía el Oscar Wilde( el inteligente que era tanto que no entendía ni sus propias conclusiones, ese el de la raya enmedio el que fué a chirona porque no existia el matrimonio Gay como ahora.Porque una pera y una pera,son dos peras que leches!!!La botella siempre medio vacía, esa mujé no gana pa botellas.

    Bueno pues resulta que me he aficionado al cuchicheo y creo que la vieja del visillo me ha poseído desde que leí dos renglones de Lovercraft, pero el auténtico.El de la cara fiambre, más feo que pegarle a un padre pero no sé que tiene que engancha,puede que ese pulpo que lleva en el cuello o la bicha, sea lo que sea me he bajado su última edición de ” La llamada de Cthulhu, en mi lengua oficial…”La llamada..cuchaaaa”

    Pues eso que si os habéis enterao que el love de pega ha salio en la web con un pájaro en la mano.Pero no es plumilla?, que haseee con un pájaro ese pájaro?

    eso…psssss es de la Huerta murciana.Monta en bici y nada en el mar de Cartagena.Por lo visto lo que le inspira a escribir son las noches sin luna, como al de la cara de fiambre( el auténtico).Habla tres idiomas el académico, el callejero y ese mnjhgsuyahjba.

    Que no?, que eso no viene en el discurso?

    Pues si no me creéis no os cuento lo que ha dicho de la cuchipandi

    lamari y radiooreja.com.En feisbú también puedes sintonizarme…Radiomacutoinforma

  15. sacha dice:

    Acabo de leer cómo Lovecraft concede a la Bodega de Morfeo y a sus contertulios el protagonismo en este certamen. Opino enteramente como él: lo mejor de esta edición ha sido compartir con vosotros vocación, mesa y manteles.
    Te dejo como despedida los cuatro primeros versos de un soneto que mi padre, en pie, solía recitar en la sobremesa de las grandes ocasiones. Sólo alteré algunas palabras para la ocasión:

    Hemos bebido el sol disuelto en vino

    y sangre de claveles en gazpacho.

    Un fauno viejo, vigoroso y macho

    ofició de anfitrión: El Asesino .

    Te agradezco la felicitación. Un abrazo.

  16. Dies Irae dice:

    Y… ¿os preguntáis “¿sin motivo?”?

    Bien he vuelto a comprobar que sois Don Juan sin remedio. Pasasteis por delante de mi casa sin dejar una triste nota, una flor, un pañuelo…

    Los días de ira han pasado. Tan sólo una furtiva lágrima os merecéis, o quizá ni siquiera eso. Es tiempo de Cuaresma, sí.

    Don Juan, Don Juan… venid al baile, dejad caer la máscara, miradme de frente si sois hombre…

    Y si no lo sois, espero que también, ¿verdad?

  17. Don Juan Tenorio dice:

    Aún no,amigo Morfeo,
    aún no dejo testamento.
    No me entierres tan aprisa,
    que en el hoyo no está el muerto.

    Salpicaré tu taberna
    con versos (que no poesía)
    burlando a doña Cuaresma
    (¡tengo ganas de ironía!)
    Ya te irá dejando rastro
    un don Juan mal poetastro…

    Corro ahora a casa de Dies, que me ignora (¿sin motivo?) a pedirle explicaciones. Pero pronto estoy contigo.

  18. Bonsái dice:

    Hola Asesino:

    Aquí estoy, jejejeje. Bueno ya felicité a todos los finalistas. Muy merecidos todos!!!!! y el del público también!!!!! y a festejar!!!!!!!!!!!
    Cómo tú y yo ya no tenemos nada que jugarnos por aquí te espero por otros lares!!!!
    Un beso y un abrazo!!!

  19. Metafastro dice:

    Gracias Asesino:

    Creo que las palabras, sean poesía o relato, simples notas en el fondo de un cajón o incluso una leve energía surcando nuestros senderos neuronales, siempre tendrán el poder de abrir esa diminuta puerta entre dos mundos por la que todos los que hemos participado en este concurso querremos colarnos en el último instante de nuestras vidas, cuando ya no nos quede nada más.

    No sé si a vosotros os pasa pero yo no dejo de escribir en ningún momento. La mayoría de las veces lo hago en el aire, es decir no llego a poder plasmar en papel y mucho menos en ordenador, todo aquello que quisiera. Lo hago cuando voy en el metro, cuando despierto a esa hora incierta en la que todavía no lo han hecho la prisa ni la distancia. Cuando intento infructuosamente atrapar una imagen para el recuerdo. Ésto es una forma de vida que a veces me hace feliz como ahora, otras me hace sufrir porque no sé a qué lugar incierto van todas esas ideas que dejo desvalidas, abandonadas a la suerte de los insectos de plata y el olvido. Pero es la forma de vida irremediable y magnífica que quiero, en mi caso, una herencia de mi padre que fue el primer Metafastro. Os deseo a todos los que sintáis lo mismo que disfrutéis vuestra pasión intensamente.

    Mucha suerte.

  20. Señorita Bennet dice:

    Asesino:
    No sé, pero mi padre siempre ha dicho que vivo en “los mundos de yupi” jajaja.
    El viernes tengo el último examen así que me pasaré para felicitar a los ganadores
    Y como ya estamos en las últimas, mi nombre real es Raquel y hace pocos días cumplí los dos patitos. Y por decir algo más de mi, mi libro favorito es “Un mundo feliz” de Aldous Huxley
    Echarle un vistazo a este vídeo, recomendado para los que quieren dedicarse al mundillo:
    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=dEn7LAl2ehM

  21. Sol dice:

    Morfeo

    Vamos a catar ese ron del que me hablaste, en éste tu mágico lugar.
    También traigo otra botella para que todos puedan disfrutar. vamos, que nos espera una buena cogorsa.
    Besosososo

  22. Asesino de Morfeo dice:

    Para la Señorita Bennet.

    ¿De que universo te has escapado? En tu caso me sospechaba el origen de tu seudónimo, está claro que procedes de un mundo intemporal, tierno y escondido en otro de prisas, ordenadores, teléfonos inteligentes y música bacalaera. ¡Dios, no cambies! ese mundo inhóspito necesita personas como tu, cálidas y bondadosas.
    Suerte en los exámenes y, si tienes tiempo, pásate por aquí hasta que nos cierren el chiringuito. Un beso y gracias por todo.

  23. Asesino de Morfeo dice:

    Para Firmin.

    No ha habido suerte, cachis en diez (Dios que antiguo soy) y yo hubiera jurado…Bueno, que se le va a hacer ratón de biblioteca. Presenta a nuestra (se siente, ya también es un poco mía) cucaracha que tiene vocación de estrella la próxima vez y seguro que el premio es tuyo. Un abrazo y hasta cuando quieras.

  24. Asesino de Morfeo dice:

    Para Don Juan.

    Mira que los caballos,de tanto esperar, están dejando la calle hecha una pena: las plumas ya van alicaídas y a las plañideras se les ha corrido el rimmel. Estamos todos ansiando tu testamento.
    ¡Pero que bien se te dan los versos, ladrón de almas!

  25. Don Juan Tenorio dice:

    ¡Sombras! Vednos aquí,
    en incierto velatorio
    entre cielo y purgatorio,
    pero aliviados al fin.

    Bebamos a la salud
    de cuantos hoy han entrado
    por la puerta de la gloria
    y de cuantos han quedado
    muy cerca de la victoria,
    al menos por esta vez.
    ¿No es victoria escribir bien?
    Por algún otro… ¡alcemos la copa también!
    pues, si no lo hizo mejor,
    pudo hacerlo aún peor
    (de eso mi espada da fe).

    ¡Amigos! ¡Vuelen plumas por doquier!
    ¿A escribir un epitafio
    alguno se ha de atrever?
    ¿O algún comentario muy zafio?
    (que también podría ser…)

  26. Asesino de Morfeo dice:

    Para tooodo el mundo mundial.

    Enhorabuena a los seleccionados. Muchas felicidades a todos y cada uno de los quince nominados. Para el maestro Lovecraft, un abrazo por su premio ganado a pulso y, bueno, ahora a esperar quien es el que se lleva el premio final. No importa, todos y cada uno ya habeis ganado un lugar en las letras y podréis leeros en un libro…¡un gustazo!

  27. Señorita Bennet dice:

    Vaya, esto si es interesante…Firmín, estamos en el mismo libro conmemorativo, si creo que hablas del premio que hablas… (se van quitando las mascaras)

  28. Firmin dice:

    Suerte a todos los que paséis a la final. En noviembre pasado tuve la suerte de recoger un premio literario de manos de Carmen Posadas. Alguno de vosotros tendrá el honor y el placer de hacerlo de manos de ella y de Lorenzo Silva, muy pronto. Os aseguro que es toda una experiencia.
    Un saludo a todos y ya nos veremos (y nos leeremos) por estos circuitos literarios.
    Ha sido un placer
    Firmín.

  29. Firmin dice:

    Hola, Asesino y cuchipandis, sirvan estas palabrejas de epitafio literario, fin, zeta, omega, amen a cuatro meses compartidos con todos vosotros. Me destapo como despedida, a 8 horas de que los finalistas empiecen una nueva etapa. No soy Firmín, el ratón que vivía entre los rincones de una vieja librería, soy un bibliotecario de un pueblo de Córdoba aficionado a enhebrar letrillas. Sólo quiero deciros q

  30. Señorita Bennet dice:

    Ayer examen…mañana otro… pero no podía estar yo sin pasarme por aquí para desearos a todos la mayor de las suertes. Espero que en esa lista de quince, estén muchas de esas personas que he encontrado “interesantes” para saber un poquito más de ellas. (¡Ánimo Asesino!) Y bueno, concretamente que esté repleta de miembros de la cuchipandi, que han demostrado merecerlo con creces.

    El seudónimo, de Señorita Bennet, obviamente, procede de la novela Orgullo & Prejuicio de Jane Austen. Me gusta mucho la época victoriana, sin embargo, mi libro favorito es Jane Eyre. El motivo por el que me pongo Señorita Bennet, es porque yo me veo a mi misma con la literatura como el personaje de Mary Bennet con el piano….un poco pato.

    Y bueno, O&P fue uno de esos primeros clásicos que no me leí obligada en el colegio, y que hizo que me interesara un poco más por la literatura clásica en general.

    Besos a todos, la suerte está echada 😀

  31. Dies Irae dice:

    Sigue tu hospedería abierta, asesino, llena de amigos, me parece, con las manos apretadas y sudorosas. Unos por sí mismos; otros, los lectores que no sólo nos han acompañado sino que han logrado con su presencia disipar hasta el egovino (véase que ahora ya tomamos grandes reservas de distintas partes del mundo mundial incluso), porque se han implicado e igual tienen su curiosidad y sus favoritos.

    Parece que el certamen dedica a todos los participantes este año su atención, y serán más los destinados a prolongar los nervios hasta el fallo definitivo. Pocas horas faltan para saber si se entra o no en esa lista que ha engordado hasta quince… Así será menor la desbandada.

    Aún con eso, yo quiero hacer mi pequeña y especial dedicatoria -que no testamento, vive Dios- a todos los que nos han acompañado sin estar (este año, al menos) como participantes. Amigos, lectores, curiosos, contables, poetas… todos representáis a ese “público” que la cuchipandi desea tener, para bien o para mal, para que le halaguen o le critiquen, para que recomienden su “obra” o la tiren a la basura… pero lectores, al fin. No sé si es ego u otra cosa, pero sí que, en el fondo, todos escribimos para que alguien se detenga en nuestras palabras. Gracias por haberlo hecho y por haberlo dicho, y un gran abrazo a todos.

  32. Ay por Dios!, que parece que están las plañideras preparadas ya en este certamen que se nos va.

    Vuelvo a la bodega para contaros porque me llamo Camino a la cima, y es porque, como escribí una vez “Para llegar a la cima a veces hay que dejarse un dedo por el camino. Pero si te quedan otros nueve, ¿Qué importancia tiene?, relativa, como casi todo en esta vida perra y maravillosa que nos ha tocado vivir.”

    En mi propio camino descubri o más bien recuperé mi gusto por la escritura, me ayuda a conocerme y a conocer a gente especial como vosotros.

    He disfrutado en vuestra compañía en esta vieja bodega llena de emociones, transportada por las letras a un ambiente quijotesto, lleno de buena literatura.
    Cercanos al final, espero que algo empieze después de todo esto.

    Hace tiempo escribi:

    “Siempre me ha gustado rodearme de gente interesante, esa que te aporta tanto, sin saberlo, cuya sola compañía te hace estar bien. Esas personas que cuando estas con ellas te acarician el alma, sutilmente, con dulzura. Es bueno.”

    Pues vosotros sois parte de esa gente interesante, a ver si no os perdeis por el camino (el que lleva a la cima).

    Gracias Asesino por ser nuestro nexo y cuidar de nosotros como una madre y amamantarnos cuando estabamos hambientos de letras, de palabras ligadas con armonia de pluma moderna.

    Un abrazo para tod@s.

  33. Asesino de Morfeo dice:

    Para Don Juan.

    ¡Por favor, mi casa es tu casa y tus deseos, órdenes!
    He puesto, a la puerta de la bodega, la carroza fúnebre con negros caballos adornados con penachos de plumas y los lúgubres cascabeles de los que hablaba Pigmalión. Una recua de plañideras te acompañarán hasta el romántico panteón del olvidado cementerio, ese que guarda los restos de nuestra inocencia, y allí podrás renacer de tus cenizas cual ave Fénix.
    Nos veremos pues en la verde Murcia, renacidos en otros cuerpos pero con el espíritu intacto de amantes del teatro de la vida y de las letras.
    Hasta entonces, recogeremos con amor en nuestra alma las palabras de tu testamento.

  34. Don Juan Tenorio dice:

    Aún sigue siendo divertido. Y entrañablemente misterioso e infantil, ¿por qué no?
    No, buen amigo, no existe posibilidad alguna de que adivines quién es este don Juan, lo siento. Pero todo se andará, espero. ¿Quizá en la bella Murcia de huertos tan bien sembrada?
    Entonces, ¿me permitirás que deje en tu bodega el testamento? ¿O te parece una idea demasiado lúgubre? Así dejaré de aburriros con mis anacrónicos monólogos. Mi capa raída pide a gritos volver al lugar del que salió.
    Buenas noches de última espera.

  35. lectora dice:

    De forma causal, de forma casual Señor Asesino

    Mi presencia en este certamen bien pudiera ser una mágica combinación de esos dos adjetivos.Explicar cómo A me lleva a B y el porcentaje presente de azar que ha influido no tendría interés para nadie.

    “Estoy aquí, porque he venío”, como diría lamari, pero una vez aquí, he sido incapaz de pasar de largo sin pararme a leeros.
    Decir que he presentado un relato , sería querer ajustarme el guante de la mentira dos tallas por encima de la mía.No hace falta ser un lumbreras para darse cuenta de ello, pero no penséis que no he disfrutado lo mío cuando en algún momento se ha jugado con la posibilidad de que fuera ” La mujer concurso”, creo que si lamari hubiera sido plumilla o juntaletras, hubiera escrito ese relato.Se ajusta a ella, como su traje de flamenca, sin sobrarle, sin faltarle, pero más quisiera ella…Desde aquí doy mi enhorabuena a su autor o autora, porque aunque no tiene perfil de relato, es genial.

    Y mi bicefalia…

    Es un personaje a medias que nació para darle vida a una historia tierna.Decir a través de ella lo que la otra sería incapaz de confesar.A quién no le gustaria sacar a esa mari desvergonzada, directa y a veces pasándose de rosca..?Una mujer que tenía que quitarse la fló en algunos relatos porque su credibilidad dejaba muy, mucho que desear…

    Estaré hasta que se clausure este certamen.Compraré al canal el libro y aquellos relatos que no estén los añadiré cumpliendo las normas.Lo ideal sería que en cada uno hubiera una dedicatoria…”Pa lamari de…Asesino de Morfeo, por ejemplo.

    Una queriendo ser dos…

    http://www.youtube.com/watch?v=WcRGXeMuoyU

    Y después de leer todas estas historias una aprende…”La sútil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma”.Cada relato que he leído, he procurado comprenderlo, meterme en la piel del escritor y echar mano si era necesario para su comprensión del Google.Algunos me arrancaron una lágrima y muchos me hicieron sonreir, sonllorar también.

    Pd: Dies nos vemos en tu feisbú o qué?

  36. Asesino de Morfeo dice:

    Para Don Juan.

    Nada, que soy un obtuso: es la segunda vez que me hablas de otras calles y de una publicación y yo nada, sigo en blanco. He llegado a pensar que concursabas en poesía en el canal, pero tampoco eso me aclaraba nada, incluso llegué a asociarte con Ignia, dándole vueltas a la única persona que he echado de menos pues prometió volver a visitarnos y no lo hizo, al menos con ese nombre…Es igual, un dos de Noviembre te ganamos y me alegro de que te quedaras aquí en vez de irte a la fría tumba. No me negarás que ha sido divertido. Nos vemos cuando el Canal lo permita ¿No es cierto?
    Un abrazo.

  37. Asesino de Morfeo dice:

    Para Tomás.

    ¡¿Broncas?! Ven pacá y dame un abrazo, que vamos de despedida. Muchas gracias por la información, sabía que no podrías resistirte. ¿Exámenes? que Dios te coja confesao y San Judas Tadéo te proteja; por mi parte te deseo mucha suerte. En todo.
    ¡Hummmm…cerveza, que rica!pero a la cucaracha, ni tentarla.

  38. Asesino de Morfeo dice:

    Para Lamari.

    ¿A quien le importa? Pues a mí, criatura, a mi; de momento ¿Por qué una lectora bicéfala? lo de La Mari era obvio, pero el doble juego es lo que me tiene perplejo… Y ahora me sales poeta (por cierto, me encanta ese encuentro)
    Ven aquí que abramos una botella del mejor Fino para despedirnos. Estaré pendiente de ti en el vídeo de la entrega de premios; yo no creo que pueda ir, la pensión no da para mucho, aunque quizás pueda apretarme un poco el cinturón y os de una sorpresa. No te olvides de la flor para que pueda reconocerte a primera vista y ya veo que la organización te da permiso para lucirla.
    Antes de despedirnos, tengo que agradecerte los muchos ratos divertidos que me ha hecho pasar Lamari. Nunca sabrás lo que necesitaba reírme un poquito.
    Un abrazo y hasta cuando quieras.

  39. Tomás dice:

    Asesino, vaya susto me he llevado, estaba contabilizando cuando me topo con tu comentario y me pregunto si la bodega tiene un agujerito por donde nos vigilas jaja

    Seguro que ya sabes quien es el ganador del público porque ha sido fácil contabilizar, pero por ser tú y por recordarme en tu bodega te daré una pista francesa: Bonaparte.

    Dejo aquí unas cervecillas que a mi no me da para vinos buenos, pero espero que te animen a ti y al gato y maten a la cucaracha.
    Y que la suerte os acompañe, hasta el infinito y más allá.
    He cumplido ¡¡eh¡¡ Sin broncas que estoy de exámenes.:))

  40. leforeverdelamari dice:

    Uyyy, qué mala es la bebía!!.He soñado que era inmensamente rica y jugaba con Federere un partidito de tenis en esa plataforma del Burj Al Arab.Ganó él claro y después me vi metida en una jacuzzi, !! rodeada de sales de baño y tomando un champañe muy caro. pero sóla muy sóla.Imaginaba al paco riéndose con sus amigotes de Barbate mientras cogian las olas y yo allí , rica, pero llorando amargamente con mi soledad.Porque los ricos en el fondo estamos muy solos.A punto estuve de llamar al paco, pero el timbre de la puerta, me sacó de ese pensamiento tan negativo, no recordaba que había quedado con un gígolo a las 20 y 45…ringgggg, ringgggg
    Vooooooyyyy, y apagué el despertador.

    http://www.youtube.com/watch?v=XX_hWpPnd3I

    Vámonos con el picú!!!

    Anoche nuestros cuerpos crecieron
    y se elevaron como la espuma
    hacía un cielo infinito.
    Soplaron vientos de tempestades
    sobre nuestras bocas encontradas
    sin separarse.

    Anoche nuestros cuerpos
    se perdieron
    entre esas sábanas que arden
    y fuí, fuego y agua
    en tus brazos de amante.

    Anoche cerré los ojos
    y te soñé un instante.

    Venga que ya queda menos.Toy mu contenta porque voy a ir con mi fló a la entrega de los premios.Busco pareja pa que me acompañe jejejejej

    Alta, mona y ” desente”.

    lamari

  41. Don Juan Tenorio dice:

    Febrero anunciado llegó, Morfeo. Pasean por estos senderos la suerte y el desencanto, cogidos de la mano. Ha regresado el despiadado silencio de las incertidumbres, por lo que leo. Comentarios lacónicos, detenidos, suspendidos…
    Antes de que concluya el certamen,¿tengo tu permiso para dejar en la bodega mi testamento de Tenorio?
    Esperando que me concedas este último honor, intentaré hoy distraerte con esta pobre adivinanza:
    Aquí no tuve morada
    ni letra que concursar;
    vivo en calle publicada
    a la que os he de invitar
    cuando se envaine mi espada
    que ha jugado a comentar.

    Un saludo, fiel tabernero de sueños.

  42. leforeverdelamari dice:

    Señor Asesino su bodega está más triste que el sepelio del cobrador del Frac.Quiere que le cuente el origen de mi seudónimo o se apaña con el de Lamari?

    Lamari, La_mari, desglosando que no sé si es gerundio…Mari.Lo mismo me dá que me llamen María y tiro la casa por la ventana si después de María, viene otra con nombre muy españolo, pero que a mi paco no le gustó, porque siempre arrancaba con…Maria.Pero soy María la de los palotes, le joda a quién le joda.Así me llama mi carnicero y el de la frutería.Hola María….ta, ta, tá.

    Su origen…

    Pd:Voy a dormir un poco la mona, me he trincao un Ribera Del Duero con unos Chipirones rellenos y no sé ande estoy.

    Aluego vengo.

    María de los palotes.Hip.hip.hip.Al Sevilla le han metio cuatro, po bueno ,así no vamos cojo.jejejejejejejej

  43. Asesino de Morfeo dice:

    ¡Que nervios, por Dios! y Tomás sin aparecer para contarnos como van sus contabilidades a cerca de quién va ganando el premio de los lectores y eso que dijo que ya se acercaría por aquí…si es que no hay formalidad.
    Por la bodega estamos el gato, la cucaracha, el diablo Lilitú y yo haciendo quinielas sin el menor rigor científico; de vez en cuando se asoma el gamusino de Lamari, pero no dice nada, el muy ladino.
    Dado que parece que esto llega a su fin, había pensado hacer una fiesta final, de disfraces, para que, quien quiera, se quite la careta (no del todo, parece que hasta el final no se podrá desvelar identidades) pero si podríamos contar algo de lo que se esconde detrás de los nombres que han firmado los relatos y el porque lo hemos elegido.
    He citado también a ALIOLI y Los “Del mono Band” para tener música en directo, y si mantienen su postura de no volver a las tablas, siempre nos quedarán Lovecraft, Lamari o Dies Irae para amenizar el evento.
    Bueno´ya me diréis lo que opináis de esto.

  44. Asesino de Morfeo dice:

    Para Pigmalión.
    Aquí me tienes, esperando que me traigáis algo nuevo. El personal parece que anda en investigaciones sobre cómo asistir a la entrega de premios o a la “rueda de prensa” virtual del señor presidente…Pues nada, ya nos traerán información.Días de carnaval ¿Tienes el disfraz preparado? Quizás coincida el entierro de la sardina con el fin del certamen y sea ya la hora de quitarse las caretas y llorar los que nos hemos encontrado a gusto con ella puesta. ¡Que días más raros! ya casi tengo ganas de que termine y poder encontrarnos sin tantas demoras entre comentario y comentario.
    Mientras vienen y no vienen, vamos nosotros a tomarnos algo y a bebernos un buen vinito. Un beso y, ya, hasta pronto.

  45. Pigmalión dice:

    ” ¡Ah de la vida!… ¿Nadie me responde?”

    Bodeguero, ¡aquí quiero a los amigos con que he compartido!

    ¡Ay, Morfeo quē silencio! Asusta a un muerto.

    Son carnavales, ¿estarán preparando el baile?

  46. Ay, pero como me gusta este foro, y lo que estoy aprendiendo, disfrutando, gozando.
    Venga, que yo me apunto a todo y prometo poner de postré los auténticos tortos de mi abuela Lola, para que os chupeis los dedos antes de echar mano cada uno a vuestro relato para leer en la sobremesa.
    ¡Quedada ya!. En primavera, que las letras se alteran. A la puerta de esa bodega que nos ha unido.
    Ole, ole y ole, asesino, ya te lo dije cuando nos conocimos, que para ser vos quien sois, teneís, no me cabe duda, una gran sensibilidad.
    Un abrazo

  47. Asesino de Morfeo dice:

    Para Edgar Alan Bécquer.

    ¿Melancolía? Pues no, un poco borrachitos con tu refuerzo de alcohol y con las visitas llenas de buenos deseos y de algún relato….hasta poesías tenemos. Nos vemos cuando esto termine. Un abrazo

  48. Asesino de Morfeo dice:

    Para sacha.

    Muchas gracias por tus palabras y, si, mi intención es que os sintierais a gusto en la vieja bodega.
    Me has emocionado con la mención de García Pavón. Mi alma manchega se enorgullece de él. Algún día os haré unas gachas y las comeremos como seguro que los manchegos se las ofrecieron a los andaluces cuando se encontraron. Es una comida que define a sus comensales: de materias pobres (harina de almortas, tocino, ajos, agua y, con suerte, algo más de carne de cerdo y aceite) acorde con la pobreza de sus gentes; y es una comida para compartir, con un trozo de pan y sentados alrededor de la sartén, pasándose la bota de vino y bromeando mientras el frío del invierno espera el final del almuerzo.
    García Pavón escribía las normas para comer con corrección unas buenas gachas y, entre otras cosas decía:
    “No me jodas, Baldomero, come gachas por tu lao, que me echas arremajiles y me quitas lo pegao”
    Algún día te dejaré comerte lo pegao de mi lao, te lo has ganado.
    Suerte y un abrazo.

  49. Asesino de Morfeo dice:

    Para Camino a la cima.

    Me ha parecido precioso el relato del Minero y tu poesía me ha hecho pensar en los atardeceres rojos y en que, quizás, el cielo se tiñe de ese color por el dolor de los amantes que no pueden ni siquiera rozarse. Muchas gracias por tu regalo; te has ganado un trocito más del corazón de éste bodeguero y de sus parroquianos. Suerte con el jurado y, ya sabes, nos vemos.
    Un abrazo

  50. Asesino de Morfeo dice:

    Para Sócrates.

    Mucha suerte para ti también. Espero que sea cierto que después nos veamos.Hasta cuando quieras

orden

Categorías

©Joaquin Zamora. Fotógrafo oficial de Canal Literatura

Comentarios recientes

Más vistos

RSS Portal Canal Literatura

Leer bien las bases

9 Certamen de Narrativa Breve 2012

Escribir en el portal general.

Colabora

Datos para la Entrega de Premios.

Videos de interés


El Rio Blanco- Ganador P.Especial IBN ARABÍ