Fallece la escritora Susan Sontag

La escritora estadounidense Susan Sontag ha muerto a los 71 años de edad en Nueva York, según han confirmado fuentes del Memorial Sloan Kettering, centro en el que trataba de luchar contra la leucemia. Recibió el Príncipe de Asturias en 2003. Pinch…

leer más

Mas allá de hoy está hoy. Por Antonio Alcaraz Ferrer

Ganador del I Certamen de Narrativa Breve #literatura 2004 Aquella mañana parecía normal, como todas. Me había levantado tras estar más de media hora dando vueltas en la cama y pensando en la cantidad de caminos que la vida tiene. Hacía tiempo que estaba solo y supongo que eso cambia…

leer más

Asesinos. Por Javier García

Accesit en el certamen “Banda sonora de una vida” de notodo.com 2004 Tú, querido lector, vas a terminar con mi vida. Todavía estás a tiempo de evitar este asesinato inconsciente. Los personajes de libros somos personas con entidad propia. Desde el momento que empiezas a leer cobramos forma, sentimientos, vida……

leer más

En la casa de al lado. Por Agustín Serrano Serrano

Una noche frenética, alcohol y pastillas en abundancia y llegar a casa a media mañana es todo lo que se necesita para no dormir espléndidamente. Pese a las cuatro horas de sueño obligado, la habitación aún da vueltas y más vueltas. La sensación de pánico debido al incesante movimiento es…

leer más

Inaguramos la sección ''Lecturas''.

RODOLFO PUIG BARBER y AGUSTIN SERRANO
abren la que esperamos sea un gran lista de colaboraciones en el canal literatura.
No dejes de visitar la sección lecturas que inaguramos con cuatro relatos llenos de imaginación y de ritmo.

-TRÁNSITO
-EL …

leer más

Tránsito. Por Rodolfo Puig Barber

A ver detrás de éste…, tampoco, joder, es que van pegados, como sigan así volveré a llegar tarde y, hala, otra vez soportar a Teo con su cara de víctima, como si yo no hubiera quitado los postigos solo mil… Ahora, ahora, ahora, por fin, menos mal. El record fue…

leer más

El desaliento de las musas. Por Rodolfo Puig Barber

—Bluugb. ¡Qué poca sustancia! Medusa que no has de engullir, déjala vivir. —Ignoraba que los meros tuvieseis pensamientos tan profundos. —¿…! Y yo que las medusas bajaseis a tanta profundidad. —Porque no soy una medusa, querido mero, sino una musa. —¿Musa, musa…? ¿Una musa! —Si. Las musas, cándido amigo, somos…

leer más